logo
Que la conducción segura no se vaya de vacaciones
28 Jul

Con sol o calor intenso hay que acondicionar el vehículo de forma adecuada para favorecer la seguridad en la conducción. Además, la carga del vehículo debe ser proporcionada y estar bien distribuida. Las distracciones en la carretera aumentan cuando todo pinta a favor: buen tiempo y buena visibilidad. A 37º el riesgo de cometer un error aumenta en un 60%.

Agosto marca el inicio de las vacaciones para muchos y por tanto, el éxodo en las carreteras. Muchos conductores asocian el verano con un menor riesgo al volante, aunque en realidad las distracciones aumentan cuando tanto la climatología como la visibilidad son óptimas. Además, conducir con sol o calor intenso también puede poner en riesgo nuestra respuesta al volante.

Rafa Soto, CEO de Ecodriver –el plan integral de Seguridad Vial laboral- aconseja que, en caso de conducir en estas condiciones “es conveniente aclimatar el vehículo, la temperatura ideal en el interior oscila entre los 19 y los 24 ºC. El exceso de calor influye negativamente en la conducción, ya que puede afectar a la irritabilidad del conductor y a su concentración. A 37º hay un 60% más de posibilidades de cometer un error”. Además, el calor puede producir somnolencia y reducir la capacidad de reacción.

¿Qué hacer cuando se tiene que conducir con altas temperaturas?

             Aclimatar el coche. Si el A/C no funciona, volver al modo tradicional de bajar las ventanillas.

             Parar cada dos horas en zona de sombra: para descansar, hidratarse y ventilar el vehículo.

             Si se para en una zona de sol, no dejar personas ni animales en el interior del vehículo.

             Vigilar la temperatura del motor.

             Llevar bebidas frescas no alcohólicas.

Todo esto y más en el siguiente vídeo sobre Conducción Segura con sol y calor intenso:

conduccion segura verano