logo
Leyendas y certezas sobre los coches eléctricos
19 Jun

¿Eres de los que se está planteando pasarse al coche eléctrico pero no tiene claro si las cosas -tanto buenas como malas-  que se dicen sobre él son ciertas? O quizás ¿te has sumado a la fiebre por el ahorro, la sostenibilidad y la eficiencia? 

 Si te encuentras entre uno de estos dos no pierdas ripio a lo que te vamos a contar (y si no también, que el saber no ocupa lugar).

 

Recarga más lenta que llenado del déposito

 Comenzamos con una verdad (no vaya a ser que nos taches de mentirosos). Ciertamente podemos tardar horas en cargar la batería del coche eléctrico, algo que para trayectos largos resulta problemático.

Sin embargo, en trayectos urbanos para el día a día, para ir a trabajar…con cargarla por las noches con una tarifa de coche eléctrico es más que suficiente. Además, debemos tener en cuenta que también existen determinados puntos de carga rápida con lo que con 1 ó 2 horas la carga estará completa.

La mayoría no alcanzan velocidades altas

 Hay coches eléctricos que superan los 200 km/h, como los Tesla, pero la mayoría de coches eléctricos tienen la velocidad limitada de fábrica (unos 150km/h.) para evitar descargas rápidas de las baterías. Velocidad más que suficiente para viajar de manera regular  por autopistas, autovías, etc.

 

Autonomía limitada

 Si bien es cierto que al comienzo de los tiempos (eléctricos) poseían una autonomía muy limitada. No es menos real que hoy en día con un coche eléctrico podemos realizar trayectos de 300 ó 400 km de manera sencilla. Teniendo en cuenta que la autonomía en estos coches también depende de las condiciones climatológicas y orográficas. Eso sí, como se muestra en este gráfico, también variará dependiendo de qué modelo se trate


 

 

 No son más frágiles ante un accidente

 Entendiendo que esto tiene que ver con la carrocería del coche y no con el tipo de motor, que es lo que varía en un coche eléctrico respecto del resto, resulta absurdo creer que son más frágiles ante un accidente.

 

Son más baratos de mantener

 Según la marca de automóviles francesa Renault, el mantenimiento preventivo de un coche eléctrico es un 42% más barato al de uno de combustión.

 

 

Los coches eléctricos sí tienen potencia

 Por no faltar a la verdad, ya hemos destacado antes (que no queremos que nos taches de embusteros), que los vehículos eléctricos tienen una potencia similar a los vehículos de combustión e incluso tienen un mayor poder de aceleración.

 

 

Contaminan de una manera diferente

 Seguramente en contra de lo que puedas pensar, querido lector, en este punto señalaremos que no es cierto que los coches eléctricos no contaminen.

En sí, el vehículo eléctrico no emite gases nocivos para el medio ambiente. Sin embargo, si cargas la batería con energía no renovable, en última instancia, estarás contaminando, ya que en la generación de esa energía se han creado gases invernadero o residuos contaminantes.

De todas formas sí resulta certero asegurar que siempre será mucho más ‘limpio’ que un coche de combustión.

 

El seguro ya no es mucho más alto

Ante la evolución constante que están ¨sufriendo¨ los vehículos eléctricos se puede afirmar, sin miedo a equivocarse, que la popularización de los coches eléctricos ha hecho que los seguros desciendan y que los precios ya estén equiparados.

 

Cambiarle la batería resulta caro

 Hilándolo con lo anterior, hemos de afirmar que en el tema de las baterías también ha habido evolución pero aún así ésta sigue resultando cara (entre 8.000 y 10.000 euros) para una duración de 8 años aproximadamente.

Eso sí, a ello hay que restarle el ahorro de combustible que nos supondrá su adquisición.

 

 Los coches eléctricos son más caros

Si bien los coches eléctricos son algo más caros de adquirir (a partir de unos 22.000 euros); no es menos cierto que gracias al PLAN MOVEA la obtención de los mismos resulta algo más asequible.

 

 

 

Como asegura el sabio refranero español, cada persona es un mundo, así que tras leer (detenidamente, esperamos) este artículo, de ti depende decidir si es el momento de adquirir o no un coche eléctrico. Nosotros ya hemos puesto nuestro granito de arena (que no contamina).