logo
La Seguridad Vial sale del coma
03 Oct
  • Durante años se han ignorado los alarmantes datos sobre siniestralidad.

  • En verano de 2019 se han reducido los datos de siniestralidad.

  • La reducción de la siniestralidad se debe al empleo de herramientas de vigilancia, control y sanción.

  • Los puntos débiles de la seguridad vial son la educación y la formación vial.

  • La DGT dirige su plan de acción enfocándose principalmente en la lucha contra las distracciones, el consumo de alcohol y sustancias estupefacientes y el exceso de velocidad.

Al igual que ha ocurrido con el tema del cambio climático o la crisis económica, la seguridad vial ha sido un tema al que no se le ha prestado atención hasta hace poco, cuando ya se vislumbran acciones para combatir los accidentes.

Hasta hace pocos años, los datos sobre siniestralidad de tráfico se justificaban con frases como "es que la movilidad ha aumentado...", "es que la mala tendencia es a nivel europeo...", "es que es muy difícil bajar los resultados...", etc.

Accidente De Coche, Choque, Roma, Carretera

Durante el verano de 2019, la movilidad ha aumentado en 2,6 millones de desplazamientos (casi un 3% más que en 2018) y se ha reducido en un 15% el número de fallecidos en las carreteras (un 14% menos de accidentes mortales y un 10% menos de hospitalizados). Estos datos se han obtenido gracias a que se ha contemplado la seguridad vial en la agenda política, de modo que se han aplicado acciones de vigilancia y control del tráfico, así como la interposición de sanciones ante el incumplimiento de las normas establecidas.

Sin embargo, hay que seguir trabajando sobre la educación y la formación vial, para mejorar los resultados a través de la concienciación y mayor conocimiento de los aspectos viales por parte de los usuarios de las vías. Además, debe haber más presencia policial en las carreteras.

Las acciones de la DGT deben ir dirigidas al control de distracciones al volante (destaca el uso del teléfono móvil mientras se conduce), el consumo de alcohol y sustancias estupefacientes y el exceso de velocidad. También hay que mejorar la protección de los usuarios más vulnerables (motoristas).

Personas, Paseo, Conducir, Coche, Vehículo, De Viaje

En relación con el sector político, por ahora prima "lo que interesa" frente "a lo que importa", pretendiendo que sea la DGT que dependiente de un solo Ministerio, la que lidere la movilidad segura y responsable, sin la oportunidad de concesión de al menos una Secretaria de Estado. Esto dice mucho de la poca voluntad política para resolver la principal causa de muerte traumática en España.

Mientras, al señor Pere Navarro no le queda otra que intentando que el resto de Ministerios le tengan en cuenta, utilizar la fórmula fácil de bajar la velocidad y poner más multas. Por el momento las cuentas le salen y vuelve a llevarnos en la buena dirección. Crucemos los dedos para que continúe su éxito, ya que muchas vidas dependen de su éxito.